Diferencia entre perros de servicio y de apoyo emocional ¿para que sirven ambos?

Estos son dos conceptos que muchas personas confunden y en realidad se trata de cosas que son realmente importantes ya que no podrías contar con la ayuda de un perro de servicio en una situación distinta de aquella para la cual han sido entrenados, y tampoco podrías contar con el apoyo de un perro de soporte emocional para cumplir con tareas específicas.

La salud es algo muy importante para todas las personas, por lo que adoptar las medidas necesarias en función de conservar un estilo de vida óptimo siempre será primordial para cualquier ciudadano promedio.

No es secreto para nadie que desde hace mucho tiempo los perros han venido siendo entrenados para cumplir con muchas tareas específicas y generales. Desde cubrir labores policiacas hasta lo que en esta oportunidad es motivo de explicación; el campo de la salud.

Vivir con una condición médica no es fácil, aun cuando esto depende del tipo de condición, por lo general las personas que tienen una discapacidad a nivel visual, de audición o motora; resultan beneficiados gracias al apoyo que pueden llegar a brindar estos amigos peludos en la realización de cada uno de sus días.

También es un hecho que para personas con problemas de depresión, estrés postraumático,  demencia o cualquier patología generalizada; la vida se hace mucho más sencilla de la mano con uno de estos tan comprensivos animales, o mejor dicho de la pata.

Es aquí donde haremos nuestra primera distinción; un perro de servicio es aquel que sirve de apoyo a las personas en el primero de los casos. Esto obedece a una lógica prediseñada ya que estos animales son entrenados, casi todos desde cachorros, para servir de ayudantes a personas que observan este tipo de discapacidades.

En el cumplimiento de sus labores son capaces de llevar medicamentos de un lugar a otro, acompañar a las personas a los lugares que tengan que desplazarse y hasta buscar ayuda en momentos que se escapen de su comprensión.

Estos animales también son capaces de manejar episodios de ansiedad, pero por lo general están entrenados para traer y llevar cosas que pueden servir de mucha ayuda al paciente en algún momento como vasos de agua o teléfonos. También los entrenan para actividades revitalizadoras como la acción de aplicar presión en el pecho, con esto buscan tranquilizar a las personas durante algún ataque mientras llega la ayuda.

En el segundo de los casos también contamos con el apoyo de animales, pero en esta oportunidad se trata de los animales de soporte emocional, señalemos la diferencia. Estos animales se comportan más como mascotas, no cuentan con ningún entrenamiento especial ni están destinados a cumplir con tareas específicas.

Estos son animales que se distinguen por hacer de su propia presencia una terapia eficaz frente a problemas completamente emocionales, como situaciones en los que el paciente siente frustración o depresión extrema. Entre los animales de soporte emocional que puedes encontrar no solo están los perros, también hay gatos, especies exóticas y pájaros que pueden ser los mejores compañeros durante cualquier episodio emocional fuerte que puedas llegar a atravesar.

Author: editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *